Pirro o pirrot, casaca del s. XVIII

23,90

El Pirro se hace popular en la segunda mitad del s. XVIII tras la buena acogida que recibe entre la burguesía, hasta el momento era una prenda de origen masculino que por sus hechuras resulta cómoda para las mujeres humildes, favoreciendo el movimiento en sus quehaceres.

Suele ser de mangas largas, no tan estrechas como hasta el momento y tiene un faldón en la parte trasera, esta prenda es la evolución del caraco (tipo de casaca), así es que se cosía sobre el vestido o una falda.

Se confeccionaba en diversos tejidos y dependiendo de la climatología podían usarse desde paños de lana y terciopelos para los meses fríos, como linos y algodones para los meses estivales. Era muy habitual que estos tejidos estuvieran bordados o estampados y para engalanar las mangas se utilizaban volantes o festones.

Las mangas se venden por separado.

Guía de tallas

Borrar selección



El Pirro como se conoce aquí en España, o Pirrot es una variante del nombre original Pierrot (gorrión en francés) se hace popular en la segunda mitad del s. XVIII tras la buena acogida que recibe entre la burguesía, hasta el momento era una prenda de origen masculino que por sus hechuras resulta cómoda para las mujeres humildes, favoreciendo el movimiento en sus quehaceres.

Suele ser de mangas largas, no tan estrechas como hasta el momento y tiene un faldón en la parte trasera, esta prenda es la evolución del caraco (tipo de casaca), así es que se cosía sobre el vestido o una falda.

Se confeccionaba en diversos tejidos y dependiendo de la climatología podían usarse desde paños de lana y terciopelos para los meses fríos, como linos y algodones para los meses estivales. Era muy habitual que estos tejidos estuvieran bordados o estampados y para engalanar las mangas se utilizaban volantes o festones.

Los patrones del modelo Alicia se dividen en 3 partes, por un lado los relativos a la casaca, por otro lado, los necesarios para el falso petillo y además está el patrón de toda la pala delantera, necesario si se quiere hacer un envarado interno. Estos patrones ofrecen múltiples posibilidades, por un lado se podría confeccionar un pirro que se podría utilizar sobre un justillo o jubón que ya tengamos o bien podemos hacer el modelo que muestro en el diseño junto con un falso petillo. Este a su vez, podemos confeccionarlo en una tela diferente y crear un contraste o podemos confeccionarlo todo como una sola prenda.

En Facebook, Instagram, Twiter y Youtube he ido publicando contenido sobre la confección de este modelo, con un paso a paso muy específico, además he acompañado las imágenes con tips de costura muy útiles, te aconsejo que me sigas, me encontrarás como @mimcostura.



Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Pirro o pirrot, casaca del s. XVIII”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *